Te compartimos algunos sucesos curiosos dentro del box

Agosto 19 2016

header1El boxeo es un deporte popular gracias a sus momentos intensos y llenos de Actitud Absoluta sobre el ring. Nuestro embajador Saúl “Canelo” Álvarez es un gran exponente del mismo ya que demuestra sus habilidad en cada pelea en la que participa.

Mientras llega el tan esperado 17 de septiembre donde Canelo se enfrentará al británico Liam Smith, te hablaremos de tres sucesos en la historia del box bastante curiosos y entretenidos que sin duda disfrutarás.

1.- El ex campeón mundial de peso pesado  en los noventa Oliver McCall, se caracterizaba por tener una gran pegada y por su inestable temperamento. En un gran número de ocasiones subía al ring antes de una pelea llorando y acompañado de sus amigos.

Fue a finales de esa década cuando peleaba un título contra el británico Lennox Lewis. El enfrentamiento avanzó de buena forma hasta el round tres cuando sonó la campana para su finalización. McCall no se acercó a su esquina durante el descanso y comenzó a caminar en círculos sobre el ring. Su entrenador, George Benton, lo llamó un par de veces desde las sogas sin obtener respuesta. Cuando comenzó el cuarto round, el ex campeón se mantuvo caminando en círculos mientras su rival decidía si atacarlo o no. Fue hasta un round después que el réferi paró la pelea y lo descalificó. Tiempo después, McCall fue ingresado a una clínica psiquiátrica para recuperarse y seguir combatiendo.00340352.- Andrew Lewis, otro ex campeón mundial, decidió tomar un vaso de leche chocolatada justo antes de un combate. Ya durante la pelea, Lewis iba ganando con facilidad, pero de repente algo sucedió. El ex campeón abandonó el ring sin decir una sola palabra y se dirigió a los vestidores ante el asombro de su rival, el réferi y todo el público.

Más tarde en una entrevista, Lewis explicó su conducta afirmando que “no podía contener las ganas de ir al baño y lamentablemente tuve que elegir entre hacerme delante de 3000 personas y ganar la pelea o perderla por abandono…y elegí la última opción”.

3.- Fue a principios de la década de los noventa cuando se llevaba a cabo un combate entre los peleadores de peso pesado Evander Holyfield y Riddick Bowe que tuvo lugar al aire libre. De pronto, y desde las alturas, un hombre cayó con una especie de paracaídas impulsado por un motor sobre su espalda. Sin embargo esa persona, identificada como James Miller de 30 años, quedó atrapada entre las sogas de su paracaídas y las del ring, mientras el personal de seguridad forcejeaba para sacarlo.

Según la policía, Miller aprovechó uno de los edificios cercanos al Caesar’s Palace en Las Vegas para despegar. Desde allí alcanzó el ring, pero un error de cálculo le deparó un aterrizaje poco afortunado. La policía lo arrestó y poco después fue puesto en libertad tras pagar una multa de 200 dólares. Nunca mencionó cuál fue la razón que lo llevó a realizar algo así.

Contributor

Sin duda el box nos trae historias curiosas pero también inspiradoras como la que nos brinda nuestro embajador Canelo Álvarez, quien cada vez demuestra todo su talento para seguir sobresaliendo de gran forma.

Conoce su trayectoria, aquí.

Comparte el artículo