Observaciones para el cambio de baleros

Abril 7 2017

balerosINTEn AKRON nos preocupamos por tu seguridad y el máximo aprovechamiento de cada parte de tu vehículo, por eso aquí te compartimos algunos consejos que puedes seguir al momento de aplicar el mantenimiento preventivo a los rodamientos (baleros) del coche.

Cuando acudes al taller mecánico, los expertos deben considerar si es momento de desarmar los soportes de las llantas y aplicar una inspección al sistema de rotación. Lo más común es que se detecte alguna falla cuando se escucha un ruido constante y cada vez más corto al momento de aumentar la velocidad, en el carro en movimiento. Este ruido puede deberse a múltiples factores, en este punto es importante señalar que la vida útil de los baleros es de 150 mil kilómetros más o menos, o sea, que si tu coche los sobrepasa será momento de la revisión.

Toma en cuenta

  • Acude con un experto cuando detectes deficiencias en la rotación de las llantas.
  • Solicita al experto que se realicen las pruebas necesarias para generar el diagnóstico adecuado.
  • Es importante que cuando se realice la lubricación, en primera instancia se limpie a detalle cada parte que convive con las balatas. Es aconsejable que se haga una limpieza profunda con disolventes de grasas como la gasolina. Esto te permitirá tener la certeza de que el cambio es absoluto y no se realizó ninguna mezcla de grasas.
  • Comprueba que las grasas estén libres de algún tipo de residuo o suciedad.

AKRON FAKTOR XT

En nuestra planta hemos diseñado una grasa para la protección de baleros y rodamientos automotrices e industriales de alto desempeño, que funcionan para mantener lubricados los sistemas expuestos a altas temperaturas.
AKRON Faktor XT se aplica en superficies limpias donde se ha eliminado el excedente de cualquier otro lubricante, procurando no mezclarla con algún otro producto para generar mejores resultados.

  • Aquí te presentamos sus beneficios
  • Excelente resistencia a la oxidación
  • Buena estabilidad térmica y mecánica
  • Alta resistencia al lavado por agua
  • Propiedades antiherrumbre y de extrema presión
  • Protege contra la corrosión de las partes donde se aplica
  • Lubrica satisfactoriamente a temperaturas de hasta 200°C, y evita el escurrimiento y ablandamiento del lubricante

Comparte el artículo