MANUFACTURA: Alternativas para energías limpias

Junio 5 2017

pleca
POR ELIZABETH MÁRQUEZ

PLANTA1
LA PLANTA china de ermovalorización de residuos aprovechará 5,000 toneladas de basura diarias.
La generación de energía eléctrica a partir de fuentes renovables no solo reduce el uso de hidrocarburos en la producción tradicional, también puede ayudar a mitigar problemas sociales como escasez de agua, electrificación de lugares remotos y generación de residuos
sólidos en las grandes urbes como la Ciudad de México.
Las dos primeras están relacionadas con la producción de energía nuclear, un tema que en México parece vedado tras los desastres de Chernobyl, Ucrania, en la década de los ochenta, y la alerta que se vivió en la planta de Fukushima en Japón, tras el tsunami de 2011. Según expertos, desde hace tiempo el gobierno federal analiza la instalación de un reactor nuclear modular con las mismas características que los convencionales, pero con una capacidad menor que rondaría 100 megawatts (MW) en Baja California.
En 2016, la CFE emprendió estudios con miras a aumentar la generación de energía nuclear en el país a 3% en 2021, desde 1.7% en 2015. Además de la nuclear, México puede explorar estas opciones para desarrollar energías renovables:

10 años tarda la construcción de una planta nuclear. En 2016, EUA puso en marcha un nuevo reactor lanzado en 2007.

BASURA ENERGÉTICA
El gobierno de la Ciudad de México licitó la construcción de una planta de termovalorización y una de biodigestión para convertir en electricidad parte de las 13,000 toneladas de residuos sólidos generados cada día en la capital. La energía cubrirá las necesidades del Sistema de Transporte Colectivo (STC), Metro, recuerda Xavier López, presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la Asamblea Legislativa. “La factura que paga por el servicio eléctrico desaparecerá”, resalta. Otro beneficio es el freno en la emisión de metano a la atmósfera, uno de los gases causantes del calentamiento global. La inversión aproximada es de 3,500 millones de dólares. Ambos proyectos podrían estar listos poco antes de 2020. Ese mismo año China prevé inaugurar una planta de valorización energética similar.

110 millones de pesos dejará de pagar el Metro de la Ciudad de México por el suministro eléctrico.

CENTRALES FLOTANTES
Armando Miguel Gómez Torres, investigador del Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares (ININ), reconoce que el miedo y el desconocimiento de la sociedad son los retos principales para el desarrollo de esta modalidad energética en nuestro país. Una de las opciones que algunos países han explorado en esta materia son las unidades fl otantes. Rusia es uno de los pioneros con su central flotante Académico Lomonósov. Está en una barcaza conectada a una central eléctrica de forma remota. Con ella electrificará zonas de difícil acceso como Siberia. “Entre las ventajas de estas unidades es que pueden moverse de un lugar a otro, lo que permitiría electrificar varias zonas, además de estar más alejadas de la sociedad”, comenta Gómez Torres.

PLANTA2

RUSIA PREVÉ finalizar la central nuclear Académico Lomonósov en octubre de 2017.

DESALADORAS NUCLEARES

Además de generar energía, los complejos nucleares pueden incorporar plantas desalinizadoras y generar agua potable con un menor impacto ambiental, gracias a la sustitución de combustibles fósiles como fuente de energía primaria en la desalación, según un estudio del ININ. El complejo de Aktau, en Kazajistán, es uno de los referentes de esta sinergia alcontar con una desaladora conectada a un reactor rápido de sodio sin mermar el suministro de 135 MW de energía eléctrica.
México podría construir una planta de este tipo, comenta Armando Miguel Gómez Torres, investigador del Instituto. “Sería viable integrar una desaladora al reactor modular planeada para Baja California”, comenta François Lacoutur, académico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México.

PLANTA3

LA DESALADORA del reactor Aktau produjo 127,000 m3 por día de agua potable durante 27 años.

 

greenroad (5)

Comparte el artículo