Los curiosos nombres de los “Lambo”

Abril 29 2016

header_lamboEn varias ocasiones te hemos hablado de autos impresionantes que sin duda serán una revolución en la industria automotriz. Un buen ejemplo de esto es cuando te platicamos sobre el Lamborghini Centenario, una innovación autentica que nos comparte la marca. Debido al gran auge que este modelo trajo a todo el público, se nos hizo buena idea comentar sobre los curiosos nombres (la mayoría taurinos) que los “Lambo” han tenido a lo largo de los años.

LAMBORGHINI MIURA: El primero en recibir un nombre taurino, y el primero también en tener montado un motor en posición lateral trasera. Miura es una de las más importantes ganaderías de la historia taurina.

LAMBORGHINI ISLERO: Islero era el nombre del toro que terminó con la vida de Manuel Laureano Rodríguez Sánchez, más conocido como Manolete, el 29 de agosto de 1947. Su muerte en la plaza de toros de Linares, causada por la profunda cornada que le asestó el animal, lo convirtió en un mito de la España de la posguerra.

LAMBORGHINI ESPADA: Este nombre hace referencia simplemente al arma que usa el matador para terminar la faena.

LAMBORGHINI JARAMA: El Jarama es un cupé deportivo que fue construido por el fabricante italiano entre 1970 y 1976. El nombre proviene del circuito de carreras de Jarama, localizado cerca de Madrid, España.

LAMBORGHINI MURCIÉLAGO: Murciélago fue un toro de la ganadería Miura que se indultó en 1879 por su bravura y entrega ante el torero Lagartijo. Se dice que tras 24 estocadas se resistía a morir, por lo que tras la petición unánime del público se le indultó.

LAMBORGHINI URRACO: El nombre de este modelo hace referencia a como se definen los toros de pelo blanco y negro, como las urracas.

LAMBORGHINI DIABLO: Diablo era el nombre de un feroz toro de la ganadería Duque de Veragua que toreó El Chicorro, un matador español, en Madrid un 11 de julio de 1869 y que se recordó durante décadas por su agresividad.

LAMBORGHINI GALLARDO: Gallardo es una casta de toros que surgió a mediados del siglo XVIII al cruzar vacas andaluzas con toros navarros.

Esta tradición de nombres taurinos, en su mayoría, se ha roto con algunos modelos como el mismo Jarama, el Countach o hablando de modelos más recientes el Centenario, aunque en general los distintos propietarios de Lamborghini han perpetuado la tradición.

La razón de todo esto es la gran afición que tenía el señor Ferrucio Lamborghini, fundador de la marca, por la tauromaquia (arte y técnica de torear o lidiar con toros). Tal era su afición que hizo que el símbolo de la marca fuera, y aún siga siéndolo, un toro preparándose a embestir, y que a la mayoría de los modelos de sus deportivos recibieran nombres homenajeando a figuras legendarias en las corridas de toros.

Esperamos que te haya gustado esta curiosa nota, y te invitamos a que conozcas nuestros productos haciendo click en las imágenes de abajo.

productos relacionados

Comparte el artículo