La diferencia en los aceites

Noviembre 27 2015

headerEn AKRON, como líderes en la fabricación de aceites, grasas y aditivos, sabemos la importancia de conocer cada aspecto, cada concepto y cada producto relacionado a tu auto. Es por ello que en esta ocasión te hablaremos de los tres tipos de aceites que existen en el mercado para generar una idea apta y una decisión positiva que beneficiará a tu vehículo.

El primero de ellos es el aceite mineral, que está formado por una base obtenida directamente de la destilación del petróleo, a lo que se suman una serie de aditivos que le confieren propiedades que aportan a la mejoría de sus prestaciones.

Los aceites minerales ofrecen buenas prestaciones, sin embargo, si se les compara con los aceites sintéticos aparecerán algunas limitaciones.

Los aceites sintéticos son una sustancia creada a medida en laboratorio a partir de una base mineral, con lo que se obtiene un producto de mayor calidad y rendimiento. Al ser elaborados químicamente, ofrecen excelentes propiedades lubricantes tanto a altas como a bajas temperaturas, una mayor protección del motor en estas condiciones, mejor control de consumo de aceite y fácil arranque en frio.

Por último, también existen los aceites semi-sintéticos formados por una mezcla base de los dos tipos anteriores.

Ahora que nos queda claro la diferencia de cada uno de estos tipos de lubricantes es momento de saber identificar en qué momento es más apropiado realizar el cambio de aceite a nuestro auto. El intervalo entre dos cambios de aceite se determina por el fabricante en función de las prestaciones técnicas del lubricante y de las características del motor. Sin embargo, hay dos aspectos importantes que se toman en cuenta al momento: el kilometraje y el tiempo de uso.

Normalmente para los vehículos fabricados antes de 2000, se aconseja cambiar el aceite cada 7.500km – 15.000km. Para los fabricados después de 2000, el periodo puede ser más largo entre 15.000km – 25.000km.

A pesar de estos números, e independientemente del auto que tengas, es recomendable cambiar el aceite al menos una vez al año para asegurar la eficiencia y el rendimiento óptimo del motor. Y si sueles realizar viajes cortos, será mejor cambiarlo más a menudo.

Los rellenos de aceite se deben realizar con el mismo lubricante que se utilizó en primer lugar, pero si ante una necesidad o error se utiliza otro tipo de producto nada grave sucederá, aunque sí se producirá una baja en el rendimiento del funcionamiento del lubricante con mayor calidad utilizado.

Es importante conocer a detalle cada característica del aceite que utilizas en cada cambio. Es por ello que en AKRON te invitamos a conocer una variedad de aceites, grasas y aditivos que te ayudarán a conseguir el mayor rendimiento de tu motor.

Conoce el aceite ideal para tu auto dando click en la imagen de abajo.

Contáctanos y conoce nuestras promociones

productos relacionados

Comparte el artículo