Éstos son los gases más contaminantes que emite tu auto

Julio 8 2016

header2Todos sabemos que existe un control en la emisión de gases de nuestro vehículo, lo que nos permite ser aptos para circular o no con él. Pero, ¿alguna vez te has preguntado cuáles son esos gases que emite nuestro auto?

En la mayoría de programas se verifican dos tipos de gases contaminantes: el monóxido de carbono y los hidrocarburos. Aunque en otras localidades con programas mucho más exigentes, también se debe examinar el óxido de nitrógeno. A continuación te hablamos de cada uno:

Monóxido de Carbono (CO). Es el más peligroso debido a que no se puede ver u oler. Una concentración de 0.5% de CO en el aire puede poner a una persona inconsciente y amenazar su vida en un lapso de 10 a 15 minutos. Incluso una menor concentración porcentual puede causar dolores de cabeza y mareos intensos tras varias horas de exposición.

El monóxido de carbono se forma cuando la mezcla de combustible es rica y hay poco oxígeno para quemarla completamente. Entre más rica sea la mezcla de combustible, más grande será la cantidad de CO que se produce. Si tu auto presenta grandes emisiones de CO, significa que el carburador o alguna pieza dentro del sistema se encuentra en mal estado.

Hidrocarburos (HC). Las emisiones de estos gases son prácticamente gasolina sin quemar y vapores de aceite. No son tan dañinos como el CO, aunque producen otros componentes químicos que irritan los ojos, las fosas nasales, garganta y pulmones. También son los principales responsables de la contaminación del ozono. Se generan por una bujía o un cable de bujía en mal estado, un débil encendido del auto, pérdida de compresión por fuga o por un motor desgastado.

Para controlar las emisiones de hidrocarburos es necesario mantener la mezcla de combustible, conservar la cámara de combustión completamente sellada y mantener el sistema de ignición con revisión periódica. Con estos cuidados los hidrocarburos que se producen en el motor serán calcinados en el convertidor catalítico y se transformarán en vapor de agua y dióxido de carbono.

Óxidos de Nitrógeno (NOX). El nitrógeno es un elemento de gran importancia ya que crea el 78% del aire que respiramos. Aunque normalmente es inerte, en temperaturas de combustión por arriba de los 1370°C, el oxígeno y el nitrógeno se mezclan formando óxidos de nitrógeno. Estos óxidos pueden generar irritaciones en los ojos, nariz y pulmones, así como dolores de cabeza. Además, y en grandes concentraciones, pueden provocar bronquitis y agravar otras enfermedades relacionadas con los pulmones. Ya cuando llegan a la atmosfera, reaccionan con el oxígeno para formar smog y ozono, también tóxico.

Para reducir su formación, existe un dispositivo dentro del auto: Escape de Recirculación de Gases o EGR. Este dispositivo se encarga de recircular el gas de escape y ponerlo de vuelta en la entrada de aire para diluir la mezcla de aire-combustible. Con este proceso se genera un enfriamiento en la combustión y se mantienen sus temperaturas por debajo de lo que se requiere para emitir NOX.

Estos gases contaminantes se reducen de forma significativa mientras mantengamos en buen estado nuestro vehículo. Sin embargo, y a pesar de los cuidados, las emisiones contaminantes se siguen generando. Por lo que en una acción para reducirlos lo más posible, te recomendamos AKRON Greenroad, el primer aditivo ecológico de México. Conócelo, aquí.

productos relacionados

Comparte el artículo