El hackeo de una Cherokee pone en alerta al grupo Fiat Chrysler

Septiembre 24 2015

Cherokee Hack 1

La industria automotriz está ligada en un gran porcentaje al mundo de la tecnología. Diariamente nos enteramos de avances enfocados a los componentes de los automóviles, por lo que en la actualidad podemos decir que un coche es toda una pieza de tecnología. Sin embargo, estos mismos avances son los que nos han hecho propensos a diferentes tipos de fallas, incluyendo aquellas que se encuentran totalmente fuera de nuestro control y del control del fabricante.

El pasado mes de Julio, el periodista especializado en tecnología de la revista Wired,  Andy Greenberg, fue parte de un suceso que los fanáticos de la ciencia ficción lo atribuirían a un poltergeist sin embargo, todo fue parte de una prueba para comprobar la vulnerabilidad a la que estamos expuestos gracias a la dependencia del internet que manejan la mayoría de nuestros sistemas de entretenimiento.

Los hackers Charlie Miller y Chris Valasek son investigadores de seguridad de la empresa IOActive Labs y fueron los encargados de demostrar la vulnerabilidad de los coches inteligentes. Para demostrar su teoría, Miller y Valasek se encontraban en casa de uno de ellos, mientras Greenberg manejaba la Cherokee por la autopista de San Louis, Missouri a 16km de la casa de Valasek. Cuando la camioneta alcanzó los 112km/hr los experimentados hackers lograron controlar el vehículo, el primer cambio notorio que hubo fue que el aire acondicionado se encendió a su máxima potencia y aunque Greenberg giraba la perilla para poder apagarlo esta jamás respondió, después fue turno del estéreo, este comenzó a funcionar a todo volumen y en la pantalla del sistema de entretenimiento apareció una foto de los hackers, varias fallas siguieron presentándose hasta que lograron apagar el vehículo en media autopista, sin embargo, está prueba aún no había terminado. En un ambiente más controlado, Miller y Valasek le mostraron a Greenberg que tenían control total del vehículo y que podían encender y apagar sus componentes a su voluntad, incluyendo el sistema de frenos.

Esta prueba expuso la vulnerabilidad del sistema de entretenimiento Uconnect que utilizan los autos del grupo Fiat Chysler y aunque hasta el momento no se han registrado problemas reales de este tipo, a excepción de la prueba, tuvieron que llamar a más de 1.4 millones de vehículos en Estados Unidos a revisión para poder actualizar su sistema operativo y hacerlo más seguro.

Estos investigadores aseguran que este tipo de hackeos están fuera del alcance de la mayoría de los cibercriminales, sin embargo, son ataques que con mucho dinero, tiempo y trabajo se pueden realizar.

Checa el video de la prueba aquí.

Comparte el artículo