Cuidados excesivos en un auto

Marzo 11 2016

cuidado_headerEn AKRON, como una empresa líder, siempre nos hemos ocupado de recomendarte una gran variedad de tips para que cuides y mantengas tu auto en un óptimo funcionamiento.

En otras ocasiones te platicamos sobre los errores más comunes al volante y sobre los consejos para conducir de forma segura y que tu medio de transporte dure un largo periodo de tiempo. Sin embargo, existen otros casos donde el cuidado que se le da a un auto llega a ser excesivo. Es por ello que en este espacio te platicaremos sobre algunas costumbres que no deberían llevarse a cabo.

En primer lugar, se debe comprender que sí es necesario un buen cuidado de tu motor, y automóvil en general, con procesos de mantenimiento y limpieza, pero todo ello con su respectiva medida.

Hay momentos en donde las personas no se dan cuenta y comienzan a darle cuidados que sobrepasan lo normal en algunos aspectos:

– “Mi auto es mi vida”. Un automóvil es una herramienta necesaria para sobrellevar de mejor forma las actividades diarias que realizamos, de eso no hay duda. Pero en ocasiones las personas tienden a darle una mayor importancia y relevancia que la que tiene en verdad. Se llegan a extremos como dejar de estar con la familia, pasar todo el día en un taller o en la cochera, sólo para prevenir cualquier problema que pueda presentar el auto.

– Momento libre = aseo de auto. Es bueno ser higiénico y tener tu auto rechinando de limpio, pero que siempre se busque oportunidad o ratos libres para volver, y volver, a pasarles el trapo, indica que se está fuera de control. ¿Alguna vez has visto a una persona limpiando el cofre de su auto con el primer pañuelo que encontró? Para ellos va este punto.

– Un auto de cristal. Vivimos en ciudades donde las calles y avenidas están lejos de ser perfectas, y en muchos casos es necesario bajar la velocidad al manejar. Pero, ¿en serio se tiene que bajar tanto la velocidad? Una persona que cuida de más su auto, reduce el movimiento del mismo a velocidades mínimas con tal de no hacerle daño a su mayor tesoro. Recordemos que un auto cuenta con amortiguadores que se encargan precisamente de esos difíciles caminos.

– Pimp my ride. Un auto es hermoso como tal, al menos en la mente de sus fabricantes, pero existen casos donde los conductores deciden acercarlo a su estilo personal y le agregan una gran cantidad de accesorios que lo hacen llamativo, por decirlo de buena forma. Y es entonces cuando no se dan cuenta que un accesorio llama a otro y así sucesivamente, hasta que llega un punto donde el auto pierde su forma e incluso su belleza.

– “¡Nadie lo toque!”. ¿Alguna vez te has encontrado con una persona que se molesta por cualquier cosa relacionada a su auto? No azotar la puerta, no comer dentro de él, no tocar las ventanas, no subirle mucho a la música, no recargarse en él y pisar sobre el tapete, son tan sólo algunos de sus mandamientos antes de subirte a su auto.

Es importante darle un buen cuidado a tu vehículo, ya que al final es una inversión que debes mantener y alargar todo lo que se pueda. Pero también se debe mantener un control y no cruzar esa línea peligrosa que definirá si tú eres el que controla al auto o viceversa.

Por otro lado, un punto donde sí tienes que hacer lo mejor posible para conservar su alto rendimiento, es mantenerlo bien lubricado para que a pesar de los cuidados que le des, excesivos o no, te responda cada vez que lo necesites.

Conoce los aceites, grasas y aditivos que cuidarán mejor tu auto en la parte de abajo.

Y tú, ¿cómo cuidas tu auto?

productos relacionados

Comparte el artículo