Componentes de las grúas autopropulsadas

Septiembre 4 2015

headerEn AKRON sabemos que en la industria, para poder lograr las mega construcciones que actualmente conectan o hacen más habitables las ciudades, requieren de lubricantes que puedan soportar incluso las condiciones más extremas para el correcto cuidado y funcionamiento de sus equipos.

 

Las grúas se han convertido en parte fundamental de la industria de la construcción desde que se empezó a construir de manera vertical. Actualmente existen diferentes tipos de grúas, sin embargo las grúas autopropulsadas han ido ganando terreno debido a su practicidad. Este tipo de equipos son máquinas móviles diseñadas para un trabajo discontinuo que requiere de elevar y distribuir cargas suspendidas por medio de un gancho o de otro dispositivo de aprehensión con medios de conducción y movimientos propios que posibilitan el traslado por distintas superficies y terrenos.

 

Estas son las cuatro partes fundamentales de una grúa autopropulsada:

  • Estructura giratoria: Esta es la encargada de soportar el peso de la pluma, los contrapesos y todos los mecanismos de accionamiento de la grúa. Esta estructura se compone por la pluma de la grúa, los plumines, el órgano de aprehensión, el aparejo, el mecanismo de elevación y los contrapesos.
  • Corona de orientación: Es la que permite la movilidad a la máquina y está compuesta por un conjunto de engranajes.
  • Chasis o base portante de la grúa: Esta pieza es la que soporta toda la estructura de la grúa.
  • Elementos de apoyo: Son aquellos que se encargan de transmitir toda la fuerza al terreno: Orugas, ruedas y estabilizadores o apoyos auxiliares.

 

Para la industria de la construcción, AKRON se hace presente con productos que cumplen con cada una de las exigencias que su maquinaria demanda.

Consulta todos los productos que AKRON pone al alcance de tu industria.

productos relacionados

Comparte el artículo