AUTOBILD: El Rey de la pista

Octubre 26 2017

auto-blidUn deportivo en toda la extensión de la palabra. AMG GT R me demostró que es el rey en una pista. Es fácil de conducir, tiene mucha tecnología, pero además lujo.

POR RAÚL FERRA

FOTO FABRICANTE

En el marco del Auto Show de Frankfurt Mercedes-Benz organizó una prueba de manejo para celebrar los 50 años de la creación de la división AMG, la cual se dedica a crear los autos de altas prestaciones para la firma alemana de la estrella.

Nos trasladamos de Frankfurt a Bad Driburg, Alemania, un lugar al norte del país teutón donde nos esperaba una gran sorpresa. ¿Se imaginan salir del aeropuerto y que los estén esperando 20 AMG GT? Bueno… para mí, la sorpresa fue mayúscula y hubo gran emoción. Sabía que sería un gran evento.

Cuando eres alemán y los competidores más fuertes los tienes en casa, debes demostrar que también eres capaz de hacer un deportivo que sea referente.

mercedes

Mercedes-Benz AMG GTR no le pide nada al Audi R8, o al BMW M8 y el Porsche 911 Turbo S, tres grandes que han ido grabando su historia a pulso y que son referentes.

El secreto —que no es tan secreto— es crear un auto con proporciones generosas de caballos de fuerza, materiales ligeros y con un diseño emotivo.

Claro que este AMG GT cumple con todo lo anterior, el auto que es nuestra portada del mes cuenta con motor V8 biturbo que desarrolla 585 caballos de poder, un torque de 516 libras pie; puede hacer el 0 al 100 km/h en 3.6 segundos y una velocidad máxima de 318 km/h. Sí, en los números se lee bien, pero en la realidad lo hace mejor.

Atrás del volante

La joya del manejo fue en un exclusivo circuito: Bilster Berg, un autódromo fabuloso y desafiante que se encuentra cerca de Paderborn. Como los alemanes nos tienen acostumbrados, este tipo de pistas se encuentran enclavados en medio del bosque, lo cual remite al Nürburgring, no sólo por la naturaleza que lo rodea sino por lo complicado del trazo y lo que te puede exigir como conductor.

mercedes2

Todo un atleta de alto rendimiento, así es como nombraría a este deportivo. El GT R demostró que es hábil sobre la pista, agresivo, pero también está muy bien equilibrado. Una de las grandes virtudes que resaltan es la transmisión automática, los cambios los hace rápidos, exactos; el sistema de tracción dispone de nueve niveles de ajuste, por lo que tienes la opción de ajustar el auto como mejor gustes.
Un día lleno de adrenalina. Este GT R es llevadero, acelera de tal manera —podría decir que es violenta— que en algunos momentos tiendes a perder la parte trasera, pero también es muy fácil recuperarla. La puesta a punto es de un auto para competencia en todos los sentidos, la suspensión fue modificada en algunas partes y esto es para que pueda ser más seguro y tener una mejor retroalimentación de lo que está sucediendo en pista.

Los frenos es otro de los puntos que lo hacen distinto al resto de la familia de los GT, son carbocerámicos ventilados, y los caliper tienen seis pistones, todo esto es para asegurar la frenada, los amortiguadores adaptativos de regulación. Y para que puedas gozar de un mayor dinamismo, las ruedas traseras son direccionales. Hasta 100 km/h las llantas posteriores giran al revés de las ruedas delanteras, esto provoca que el auto sea más dócil, tienes un mejor control de él; esto es para los trazos lentos y con muchas vueltas. Arriba de esa velocidad las cuatro ruedas giran en el mismo sentido, proporcionando estabilidad y cambios de curso más rápidos. La dirección es sensible a la velocidad y se ajusta, en consecuencia, tres tipos de manejo.

Me gustó el dinamismo, el gran arrojo con el que enfrenta la pista. En conjunto es un auto equilibrado; motor delantero con tracción trasera y la posición de manejo en medio, la configuración es 47/53, lo cual explica cómo es que tiene ese funcionamiento tan dinámico.

Pero no todo es fierros y suspensiones. El interior de este GT R, como buen auto de lujo, tiene todo a lo que Mercedes-Benz nos tiene acostumbrados, pero adaptado a un auto deportivo.

Los asientos son de cubo, justo para que puedas ir bien sujeto en la pista, y los puedes ajustar de manera manual y ligera. Vienen forrados en piel, de hecho, casi todo el interior, y tiene insertos en fibra de carbono. Una pantalla al centro del tablero y los mandos en la consola central, el volante está orientado a las carreras, y que por cierto tiene un muy buen agarre. Me gustó la configuración del interior.

Para rematar esta gran experiencia, también tuvimos a prueba el resto de los GT, GTS, GT-C Edition 50 y GT-C Roadster, todos ellos los rodamos en las perfectas carreteras alemanas, donde puedes disfrutar realmente del camino.

MI OPINIÓN
RAÚL FERRA

Un AMG GT R muy bien balanceado, de hecho, tiene todo y no solo está versión, si no también el resto de la familia. La configuración del interior, el diseño exterior que para ser sinceros lo que más me llamo la atención fue la parte trasera, es ancha y que le da la apariencia que la marca quiere comunicar; un auto fuerte. Tecnológicamente tiene mucho, desde los materiales que usaron hasta el sistema de info-entretenimiento.

mercedes4

MERCEDES-BENZ AMG GTR

Motor: V8 Bi-turbo
Cilindrada: 4.0L
Potencia máx. (HP): 585 @ 6,250 rpm
Torque máx. (lb-pie): 516 @ 1900 a 5500 rpm
Transmisión: Automática 7 vel.
Tracción: Trasera
Susp. Del.: Independiente
Susp. Tras.: Independiente
Frenos del.: Discos ventilados
Frenos tras.: Discos ventilados
Neumáticos: P275/35/R19-P325/30/R20
Largo/ancho/alto/dist. entre ejes (cm): 455/200/128/263
Peso en vacío (kg): 1555
Asistencias: ABS/EBD/ESC
Bolsas de aire: 10
Aceleración 0-100 km/h: 3.6
Velocidad máx: 318
Consumo comb.: N.D
Cap. tanque de gasolina (litros): 75
Precio: $3,710,000.00

Comparte el artículo